Robots que trabajan en restaurantes

Robots mozos

Hace ocho años que he dedicado mi vida a acompañar a personas en situación de calle. La relación es semejante a una convivencia, todos somos amigos. Esto lo pone a uno desde la visión del marginado, del que tiene lugar en la sociedad. La conciencia social se agudiza y trata de producir un cambio en la realidad. También me desarrollé en el campo de la robótica en sus inicios, cuando todo era muy incipiente, las pequeñas empresas y emprendimientos tenían otra visión más de pasatiempo o de implementaciones hogareñas. Hoy día, todo ha cambiado y las grandes compañías y organismos desarrollan robots androide. En un principio, en la robótica de los 90´ se pensaba que los robots eran para acompañar al hombre no para sustituirlo. Pero el mercado no demoró en realizar sus cuentas, y algunos ya se han puesto al servicio de él. Se están creando nuevas formas de inteligencia artificial y mecatrónica que intentan imitar al ser humano, con el interés de sustituir a los trabajadores en tareas como atención al público, logística y limpieza.

Creemos ser libres o modernos, pero no nos damos cuenta que nos volvemos cautivos cada vez más de la concentración de poder y capital. Estas tendencias solo agudizarán más la pobreza, la marginación y la desigualdad. ¿Por qué?, ¿no podríamos vivir sin trabajar utilizando robots o no podrían producir lo que nos falta?. El problema no es tecnológico sino que es el hombre y el sistema en que está inmerso. Desde la antigüedad que existe la opresión y sumisión del hombre por el hombre o podríamos decir del sistema que beneficia a unos pocos y mantiene los grupos de interés. Hoy día sigue existiendo la explotación y la esclavitud, aunque a veces no la queramos ver. Ahora bien, en la esclavitud el explotador se sirve de la mano de obra del esclavo, al cual necesita darle las condiciones necesarias para  la vida. Hoy hay una gran cantidad de personas que viven con salarios mínimos o menores, sin ningún tipo de cobertura. Mientras que unos pocos concentran las riquezas y las grandes corporaciones. Con la posible utilización y desarrollo de robots el pudiente descartará el trabajo del que no puede acceder a su autosubsistencia. Sectores que no han tenido oportunidades por generaciones o que han sido oprimidos y desfavorecidos intencionalmente serán los primeros en ser amenazados. Ya el empresario piensa en el humano como una variable de ajuste. Para estos suplantarlo por otras opciones es más eficiente y beneficioso económicamente. ¿Cuál es la proyección de esto?. ¿Podemos seguir ignorándolo?. ¿No podemos ponerle un límite?… no intentan ser preguntas estáticas o contemplativas sino que movilicen y tomen acción.

Restaurantes en Estados Unidos, China, India, entre otros países ya se utilizan robots para servir y tomar pedidos en las mesas. Me enfurece pensar, que para la mayoría de los jóvenes del grupo de calle que acompaño, sueñan con poder acceder a un trabajo como ese. ¿Es posible acaso ser indiferente a ello?. Con el tiempo cual será la perspectiva de estos jóvenes teniendo en cuenta que la sociedad no garantiza la educación y necesidades de los mismos. Hay informes que mencionan que los androides podrían dejar a mitad de la población mundial sin trabajo de acá a 30 años.

Pese a todo esto la experiencia de un restaurant en China no fue buena dado que los robots no podían llevar la sopa, y además se rompían con frecuencia. El dueño del negocio advirtió que si bien los robots atraían más personas al local, estos no podían servir agua caliente o recibir ordenes.

Otras experiencias han sido diferentes ya que otros tipos de robot obedecen al menos unas cuarenta frases cotidianas. Su costo es aproximadamente 4.800 euros, lo cual según el dueño es un costo menor  a un año de un camarero. Los robots no piden vacaciones o días no laborables. ¿Deberá experimentar el dueño la necesidad de no tener oportunidades laborales o vivir miserablemente para poder tener conciencia de sus decisiones?.

En el sentido inverso, Google a desarrollado una plataforma para realizar pedidos telefónicos a restaurants y sistemas de reserva. El sistema puede realizar consultas, tener expresiones y mantener conversaciones en manera dinámica e imperceptible para quien esté del otro lado. Podemos ver a continuación un video:

Revista TECNOLOGIA HUMANIZADA Num. 2 , 2018
Gustavo Reimondo
Acerca de Gustavo Reimondo 23 Artículos
Gerente de Tecnología Humanizada. Coordinador del proyecto Realidad Empoderada. Un proyecto de realidad virtual para la concientización en una praxis solidaria. Miembro del grupo: "La familia de la calle", organización conformada por personas indigentes y no indigentes en una relación igualitaria. Coordinador de proyectos de Infraestructura Física de Telecomunicaciones. Experto en Robótica, Instrumentación & Control, IoT, Sensórica y sistemas microcontrolados.

Sé el primero en comentar

Dejá un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*