Teología y racionalización.

OTRO MUNDO ES POSIBLE TODOS JUNTOS

La cultura y tradición religiosa ha enfatizado la inerrancia o inefabilidad de los escritos bíblicos. Fundamentalmente por argumentar que los mismos fueron escritos por un ser superior o bajo la inspiración incondicional del mismo sobre el escritor de los textos. Esto visto desde una perspectiva sencilla sería como pensar que puede existir:

  1. Un ser supremo que escribe o deja cientos de papiros o tablillas escritas.
  2. Un ser supremo que inspira a un ser humano a escribir textos exactos.

La primera opción es sencilla de refutar, tanto sea desde las contradicciones de los textos bíblicos, hasta por medio de un análisis científico intelectual. A modo ilustrativo Moisés no pudo haber escrito el libro del Éxodo y relatar su propia muerte. Simplemente basta con leer el inicio y el final de este libro. Puedes también leer diferentes textos y comprender que Israel creía en varios Dioses, y en otros sectores de la biblia se plantea el monoteísmo. Si leemos la biblia con una mentalidad crítica encontraremos fácilmente contradicciones y además a través de la complementación con lecturas sobre arqueología, historia, sociología, etc…, podemos repensar los textos bíblicos. En esta lectura se utiliza el método llamado hermenéutico. Como podemos resumir este método de estudio y análisis, veamos a ver… supongamos que leemos un texto escrito por alguien en otro tiempo y en otra cultura o contexto sobre un evento ocurrido en ese otro tiempo, y hagámonos la siguiente pregunta: -¿Quien es el que lee?- , la respuesta es: -Yo-. Uno lee e interpreta con todos las vivencias propias, las controversias psicológicas, sociales y políticas; con lo cual la lectura debe separarse de ello para poder ser objetivo. Ahora bien a su vez uno lee una persona que escribió el texto, y esta misma persona escribe con sus particularidades, con lo cual para interpretar el contenido del texto debemos conocer la realidad del escritor, el contexto político, religioso y social del mismo. Ya hay dos barreras que debemos romper para realizar el estudio, esto podría aplicarse también nuevamente si el escritor narra un suceso de terceros y que ocurrió en otro contexto.

Podríamos ampliar lo expresado citando una parte del Capítulo 1, La perspectiva hermenéutica del libro: “Introducción hermenéutica al Antiguo Testamento” del teólogo Pabrlo R. Andiñach:

1) El primero es la interpretación de la realidad que nos conduce a la sospecha de que nuestra comprensión de los hechos históricos o personales puede estar equivocada.

2) EI segundo punto es la aplicación de esa sospecha a la teología y a la manera de leer la Biblia.

3) El tercer punto es que como consecuencia del anterior, revisamos nuestra teología y lectura de la Biblia y la releemos.

4) EI cuarto consiste en que el fruto de esa relectura es una nueva hermenéutica bíblica que conduce a una nueva interpretación de la realidad. Y comienza la circularidad…

La interpretación no puede cerrarse, la determinación de una interpretación no puede condicionar a que no se puedan realizar nuevas aperturas del texto inclusive basadas en esta misma. El cerrar la interpretación ha sido una determinación tomada por aquellos grupos que han buscado la monopolización  de la interpretación de los mismos y de esta manera ejercer un control sobre otros sectores.

Las escrituras refieren a lo que llamamos la palabra de Dios, no al revés. La palabra hace referencia a la transmisión oral, la oralidad, y la escritura a los textos. No es posible reducir la palabra a un texto, por tal motivo es que el texto conlleva a la posibilidad de múltiples significados que no pueden ser acotados. El texto puede decir muchas cosas más de lo que dice, y la interpretación queda siempre abierta.

Una vez que se ha comenzado con el estudio crítico se llega cada vez más al ateísmo sin perder la fidelidad a la centralidad de la esperanza y fe en el advenimiento y concreción de un nuevo mundo de justicia, equidad, igualdad, necesidades cubiertas, etc…

Esta manera de estudio, nos lleva a una interpretación que se aproxima a las vivencias pasadas, las necesidades, las luchas por la justicia, la dominación, la opresión y otras situaciones. El texto nos interpela y conlleva a una acción en la historia, a una acción en el mundo en que vivimos para construir la base de cambio a una nueva realidad posible.

Revista TECNOLOGIA HUMANIZADA Num. 1 , 2018
Gustavo Reimondo
Acerca de Gustavo Reimondo 23 Artículos
Gerente de Tecnología Humanizada. Coordinador del proyecto Realidad Empoderada. Un proyecto de realidad virtual para la concientización en una praxis solidaria. Miembro del grupo: "La familia de la calle", organización conformada por personas indigentes y no indigentes en una relación igualitaria. Coordinador de proyectos de Infraestructura Física de Telecomunicaciones. Experto en Robótica, Instrumentación & Control, IoT, Sensórica y sistemas microcontrolados.

Sé el primero en comentar

Dejá un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*