Propuestas de limpiezas de ríos

En la siguiente breve nota hablaremos sobre un proyecto de cuidado medioambiental de alto impacto y bajos recursos para la limpieza de ríos, propuesto por un grupo de 3 personas en Vietnam.

La amenaza: contaminantes plásticos.

Hoy por hoy, una de las mayores amenazas de contaminación, principalmente, por la presencia en todos los aspectos de la vida moderna, por su flexibilidad de uso y bajo costo. Sin embargo, las cantidades globales de desperdicios plásticos son exorbitantes y no paran de crecer.

Implicación activa de empresas.

Sin olvidarnos de que las empresas son lo que son, es importante que muestres una actitud preocupada por las repercusiones del ritmo consumista humano en la actualidad, a la vez que se implican en propuestas y soluciones a los diversos problemas de contaminación.

En este caso, hablamos de financiación para proyectos innovadores y de alto impacto en sectores con ríos contaminados con basura, principalmente plástica, de los asentamientos urbanos, que terminan por dar en el mar, y repercutir en la fauna y flora marina, así como la estabilidad de las temperaturas, entre otras cuestiones medioambientales importantes.

Soluciones localmente construidas.

Un elemento de gran interés en la descripción del proyecto es su incentivo a que estas innovaciones no dependan de una empresa, necesariamente. A nivel local pueden surgir necesidades abordadas por los residentes de una localidad, que observa una necesidad, y que posee conocimientos o ingenio para pensar en una respuesta viable.

Al fin y al cabo, las soluciones viables suelen, y tienen que, venir de personas que participan de la vida cotidiana y perciben de cerca los efectos de los problemas. Personas que saben reconocer que, a veces, no es necesario invertir grandes sumas de dinero en proyectos extranjeros o infraestructura compleja, sino saber dar con una respuesta desde las posibilidades locales.

La propuesta en cuestión.

Se trata de un flotador construido con tuberías de plástico, a la que se le adhiere una reja de metal, que servirá de malla o filtro de residuos del río. La idea es hacer una cadena de flotadores a lo ancho del río, en diferentes puntos de su recorrido, para que la basura quede atascada en sus redes.

Posteriormente, se necesitaría personal y estructura para remover, reciclar o disponer de los residuos, en coordinación con el gobierno local, municipio o autoridades policiales, comunidad vecinal, como mejor se disponga.

Los creadores de la innovadora y práctica idea ponen a disposición de los usuarios un simple manual para ensamblarlo. En YouTube o redes sociales también se pueden encontrar videos tutoriales con instrucciones de construcción. Según sus creadores, se trata de un artefacto sencillo de construir, reparar y ampliar según la necesidad específica.

Conclusión.

Sin duda, este tipo de proyectos deberían hacernos reflexionar, a la vez que animarnos. Reflexionar, en el sentido cuanto se puede hacer por los problemas locales con soluciones sencillas, pero que simplemente no llegan a darse, muchas veces por indiferencia o desconocimiento del grave estado de nuestro entorno.

Pero también es esperanzador, porque reafirma que hay formas de contrarrestar, en algún grado, las complejas dificultades contemporáneas, en este caso, la contaminación de ríos y mares, con soluciones locales, baratas pero funcionales, y a partir de miembros de la propia comunidad.


Fuentes:

https://plasticfischer.com/
https://globalplasticaction.org/
https://www.riverrecycle.com/

Financiación de proyecto.

Plastic Fischer’s low-tech River Plastic Collection Systems✪ – UpLink – Contribución (weforum.org)

Videos.

RiverRecycle – YouTube

Acerca de Isaac Amarilla 6 Articles
Estudios en Teología pastoral; Máster en estudios bíblicos y teológicos; Tecnología en Análisis de Sistemas. Colaborador Voluntario de Realidad Empoderada.

1 Comentario

  1. Increíble que 3 personas realicen un trabajo de esta magnitud, si los gobiernos pensaran un poquito y/o trabajaran un poquito en lugar de pensar y trabajar para imponer más y más impuestos, nuestro mundo sería diferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*