Mecanismos robóticos y su humanidad

Mecanismos robóticos y su humanidad

El mercado establece, a través del márquetin, que las máquinas utilizadas en los procesos comerciales y servicios en el mundo en que vivimos son más eficientes que los seres humanos. Por consiguiente, se deduciría bajo esta ideología y creencia que estás son más dignas para realizar trabajos. Influencia que está impuesta del pensamiento dualista moderno donde el hombre es considerado una máquina pensante. De esta manera se plantea una analogía entre ser humano y los mecanismos.

Estos mecanismos, a los llamados robots sociales o industriales, no son más que simples transductores que convierten vida en marginación y excedente de ganancias. Estos excedentes de ganancias producen un poder, una fuerza de dominación concentrada. Por la sencilla razón de ventaja de unos frente a otros, los nuevos marginados. Podríamos considerar a estos sistemas robóticos como lo que se denomina vulgarmente un transductor.

“Un transductor es un dispositivo capaz de transformar o convertir una determinada manifestación de energía de entrada, en otra diferente de salida,​ pero de valores muy pequeños en términos relativos con respecto a un generador.” (Definición de transductor de Wikipedia)

Son tan solo mecanismos que transforman. No poseen ninguna condición humana intrínseca. Son incapaces de dar vida digna, ya que su uso desplaza la vida humana, vida que se alimenta, vida que comparte, que siente, que tiene un espíritu que es todo uno solo con sus necesidades.

El marketing, el lobby tecnocrático, los nuevos Reyes del Dios Mercado, consagran por medio de propagandas, películas y otras creaciones a los mecanismos robóticos elevándolos dogmáticamente a un nivel de humanidad y no de un mecanismo que es lo que ya demostramos que son. Las máquinas no poseen vida, pero si consumen recursos. Desplazando la vida y los recursos destinados al ser humano. Es decir, lo muerto sustituye la vida.

Estas reflexiones bajo ninguna condición intentan justificar que el ser humano debe trabajar en condiciones inhumanas. El trabajo humano y sus formas de subsistencia deben ser para enaltecer la humanidad.

Se trata de imponer la filosofía por la cual se avala el consumo de recursos, contaminación y energía de la naturaleza para la creación y funcionamiento de las máquinas. Consumiendo la energía disponible para la vida humana.

Volvamos al inicio, y pensemos: ¿qué es lo que se dice de las máquinas robóticas? ¿Qué tal si analizamos si un transductor es eficiente, desde una perspectiva no tecnócrata fundamentalista?

– Su trabajo es permanente sin requerir de descanso o vacaciones.

En la primera observación sobre el trabajo robótico se plantea que la vida es solo trabajo. Un trabajo que genera plusvalor (*) para quien generalmente no trabaja en el proceso o si lo hace, las ganancias se concentran en este y su núcleo cercano, tomando los recursos logrados por quienes realizan el trabajo. El empleo de máquinas les libera de sentirse culpables de la espoliación de seres humanos, invisibilizando la cruel desocupación. Es una transformación que quita vida y la convierte en recursos para unos pocos. Ahora bien, si sustituimos el tiempo de descanso y el de trabajo por máquinas, la transformación es aún mayor considerando el entorno social. Donde los humanos del ámbito social son lanzados a la marginación, es decir, una quita de vida aún mayor. La máquina robot, este transductor genera injusticia y muerte, no vida.

– Supuestamente, poseen paradas de funcionamiento con tiempos menores al que un operario u operaria puede enfermarse o embarazarse.

Basándonos en el análisis del párrafo anterior, además de lo expuesto, se asume que no pueden existir ciclos de vida humana en la generación de un producto o un servicio. Profundizándose aún más lo inhumano del funcionamiento del mecanismo transductor.

– Pueden realizar tareas repetitivas sin agotarse como les pasa a los seres humanos.

En el tercer postulado, pareciera ser que tiene que haber distribución de recursos solo para unos pocos, una minoría trabajadora y los mecanismos robotizados. No puede admitirse que un proceso pueda ser realizado por más personas, generando vida digna para las mismas, y garantizando las condiciones humanas para la realización de las tareas.

– Tienen una fuerza productiva mayor a la de los operarios.

En la cuarta premisa no podemos negar esta cualidad cuantitativa, pero cualitativa desde el punto de vista de mantener la fuente de vida, el planeta. Es necesario producir más para acumular más, para tener más ganancias, para obtener máquinas que reduzcan aún más el trabajo que mantiene la vida humana del entorno exclusivo del sistema productivo.

La máquina robotizada es un transductor de injusticia, es totalmente inhumano en su acción y en su composición.

Ya aparecerán quienes eleven las banderas de los iluminados, de los tecnócratas especializados que viven de la producción de máquinas. Estos trabajan eficientizando los procesos que tenderán a sustituir a sus compañeros en una progresión. Si no le ponemos límite, la tierra será regada con la sangre de la injusticia. La población obrera se trasformará en marginada, y los históricamente marginados en quebrar de piernas (**).

 

Posdata: Esta primera parte de la nota se refiere a la automatización en sistemas de producción estándares y la robótica social. En la próxima nota analizaremos otros aspectos donde los mecanismos robóticos pueden asistir a las personas sobre guardando su vida o tareas de riesgo.

(*) Plusvalor, es el valor no pagado del trabajo del obrero que crea un plusproducto (del cual se apodera el empresario).

(**) Hace alusión al sacrificio del inocente, que reclama por un mundo justo.
Juan 19:32-33 – Traducción en lenguaje actual:
32 Los soldados fueron y les quebraron las piernas a los dos que habían sido clavados junto a Jesús. 33 cuando llegaron a Jesús, se dieron cuenta de que ya había muerto. Por eso no le quebraron las piernas.

Acerca de Gustavo Reimondo 124 Artículos
Coordinador de Tecnología Humanizada. Coordinador del proyecto Realidad Empoderada. Un proyecto de realidad virtual para la concientización en una praxis solidaria. Miembro del grupo: "La familia de la calle", organización conformada por personas indigentes y no indigentes en una relación igualitaria. Coordinador de proyectos de Infraestructura Física de Telecomunicaciones. Experto en Robótica, Instrumentación & Control, IoT, Sensórica y sistemas microcontrolados.

2 Commentarios

    • ¡Hola Sergio!, buen día

      Nos alegra que nuestro trabajo despierte inquietudes y reflexiones.

      Nuestra tarea social nos da la necesidad de visibilizar el uso no responsable de la tecnología, en especial, en sus aspectos sociales, comenzamos la Editorial TECNOLOGIA HUMANIZADA, debido a que un uso no consciente de la misma produce marginación y priva de opciones a los sectores relegados. A lo largo del tiempo hemos ido desarrollando bibliografía sobre esta preocupación.

      Por medio de este link podés acceder a más notas críticas de la tecnología: https://humanizationoftechnology.com/category/revista/critica-a-la-tecnologia/

      Gracias por tu lectura, trabajaremos todos juntos por un mundo más justo. ¡Un abrazo!

Dejá un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*