La construcción de viviendas con robots.

Los seres humanos requerimos de necesidades básicas para nuestra subsistencia. Sin embargo no es suficiente con ello, a diferencia de los demás seres vivos tenemos la capacidad de hacer historia. De trazar una historia, en busca de  justicia. Para ello es necesario tener dignidad, considerarnos tan iguales entre todos nosotros, como libres y autosuficientes. Sin embargo desde el punto de vista de la justicia se manifiesta en el compartir, y para ello es necesario tener la capacidad de una autonomía que se construye desde lo colectivo.  Este tema lo analizaremos mejor en el segundo artículo que publicaremos sobre la impresión 3D de casas por ONGs.

La construcción tradicional, tiene una alta dedicación de mano de obra calificada y no calificada de obreros y profesionales de la construcción. La mano de obra de los trabajadores es un 30 a 60% según el caso. Teniendo en cuenta que el trabajador posee costos relacionados con la seguridad en el trabajo, días feriados, etc…

Si por ejemplo, tenemos una construcción de 200000 euros el costo de la mano de obra sería de 60000 a 120000 euros. Si suponemos que la obra tendrá una duración de 6 meses y la cantidad de horas en un año trabajadas por un obrero es de: 1750 horas, entonces la cantidad de horas a trabajar por un obrero será de: 1750 hrs x 6 / 12 = 875 horas. Si el costo de la hora de un obrero es de aproximadamente 20 euros el costo total de un obrero a lo largo de la obra será: 21000 euros.  Si calculamos un costo total de mano de obra de 60000 a 120000 euros, la cantidad de obreros a emplear en la obra será aproximadamente de 3 a 6 obreros durante cuatro meses.

Esto implicará que si utilizamos sistemas automatizados para la construcción en el proyecto calculado se producirá un desempleo equivalente a 3 a 6 personas durante cuatro meses. Con lo cual 3 a 6 familias quedarán sin posibilidades de acceso a las necesidades básicas. Podemos pensar que mágicamente se podría producir una reconversión del trabajo, pero en un mundo venidero donde las atareas de baja complejidad son remplazadas para su realización con maquinas y robots, esto converge en la marginación. Podría creerse que la automación generaría nuevos tipos de trabajo, pero el límite al que dirigimos el análisis nos permite concluir que la automación produce una mayor concentración de capital en los empresarios y su distribución de las ganancias a los grupos de conveniencia asociados. Así también pese a la nuevos servicios tecnológicos, sin embargo estos si bien también pueden ser automatizados, se reducen en cuanto a la cuantificación de la mano de obra hora de los sectores vulnerables.

La tecnología requiere de un conocimiento y preparación que se ve acotada por las condiciones desfavorables, el tiempo de preparación, la concentración de los ingresos y los problemas psicológicos y sociales productos del mismo desempleo y marginación. Es necesario poner un límite a la automación, la cual produciría una gran canibalización del trabajo y de familias que serían empujadas a la miseria y desaparición.

Hoy día se ha popularizado lo que llamamos impresión 3D. En el caso de la industria de la construcción se encuentran en desarrollo y testeo los sistemas de elevación de paredes por medio de brazos de robots o mecanismos equivalentes que por medio de la deposición de material o de la construcción por medio de ladrillos.

Estos sistemas en general son desarrollados en países denominados del primer mundo, o sus partes son construidas en los mismos. Hay desarrollos en otros países intermedios, pero en algunos casos el material requiere de mezclas especiales no disponibles en todos los países requiriéndose su importación. Por todo esto, si bien el costo de la maquinaria  obviamente se amortiza, los componentes son adquiridos en los países tecnológicamente  desarrollados.

Especialmente en los países en desarrollo sería catastrófico la importación de este tipo de tecnologías o su mismo desarrollo local.

Obviamente cada proyecto requiere de su configuración y desarrollo por medio de herramientas de edición digital, pero no deja ser más que un servicio temporario y minoritario al lado de la cantidad de trabajo de las personas excluidas.

Veamos el siguiente video sobre el desarrollo de la primer vivienda en valencia:

Se manifiesta que la reducción del costo es del 30 al 35%, del orden de la mano de obra, aunque en el video la información dada se superpone con la bondad del sistema de reducir los residuos. Como siempre el marketing y el beneficio económico esta primero, y se convierte en atractivo pese a las consecuencias del mismo. Se mezcla reducción de residuos, en función de una supuesta ecología, considerando que los mismos no fueran reutilizables.

Se habla de un ecosistema, que parece ser conceptualmente darwinismo, donde los no aptos no pueden subsistir como grupo. ¿Qué tipo de ecosistema social buscamos?. ¿El de la exclusión?.

Aquí podes ver otros proyectos:

 

 

 


Fuentes:

Cálculo estimado de trabajadores en una obra.

Gustavo Reimondo
Acerca de Gustavo Reimondo 29 Artículos
Gerente de Tecnología Humanizada. Coordinador del proyecto Realidad Empoderada. Un proyecto de realidad virtual para la concientización en una praxis solidaria. Miembro del grupo: "La familia de la calle", organización conformada por personas indigentes y no indigentes en una relación igualitaria. Coordinador de proyectos de Infraestructura Física de Telecomunicaciones. Experto en Robótica, Instrumentación & Control, IoT, Sensórica y sistemas microcontrolados.

Sé el primero en comentar

Dejá un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*