“Chips” de fluidos. Un laboratorio en un chip

En la siguiente nota exploramos brevemente esta innovadora tecnología basada en manipulación de fluidos para la construcción de chips, así como su aplicación en el campo biomédico, principalmente.

¿Qué es la Microfluídica/Milifluídica?

Es un campo de la ciencia encargado de estudiar, controlar y manipular con mucha precisión pequeñas cantidades de fluidos (1-100 micrómetros, o más delgado que un cabello humano). Las aplicaciones posibles de esta técnica esta siendo explorada, pero actualmente su principal uso está en fabricación de piezas, estructuras y circuitos que guían el movimiento de fluidos.


Fuente: Formlabs (https://formlabs.com/latam/blog/microfluidica-milifluidica-fabricacion-laboratorio-chip/)

Por supuesto, los usos que puede llegar a tener este mecanismo de fluidos son varios:

  • Biotecnología y células madres, para el desarrollo de órganos para trasplantes.
  • Ingeniería farmacéutica y los cultivos celulares 3D, para reducir o eliminar los ensayos con animales en el futuro.
  • En virología, los dispositivos microfluídicos junto a células humanas, permiten observar y estudiar el comportamiento de bacterias y virus.
  • La preventiva detección de amenazas químicas, sustancias tóxicas, microorganismos, etc.
  • En el amplio campo de la multiómica, donde se estudia perfiles genéticos o moleculares, humanos y de otros organismos.
  • En el estudio de las células individuales, para diagnosticar, principalmente, enfermedades crónicos y cáncer.

Sin embargo, el mayor potencial de esta tecnología, personalmente, radica en la posibilidad de accesibilidad, mejora de la experiencia de pacientes de análisis invasivos, y de contar, prácticamente, con “un laboratorio en un chip”, portátil, asequible, que cualquier podría llegar a usar, en cualquier lugar.

Fuente: Micronit

Si bien existen varias formas de fabricación de estos chips, la mas recomendable parece ser la impresión 3D, tecnológica en auge, y cada vez más accesible. Entre otras ventajas tenemos:

  • Más económico.
  • Más rápido de fabricar.
  • Se puede reajustar el diseño de los chips en tiempo real.
  • Las estructuras deseadas pueden tomar cualquier trayectoria tridimensional.
  • Existen varios tipos de materiales (generalmente resina) con usos diferentes.
  • Existen organismos y empresas especializadas en esta técnica por si se busca algo más preciso y profesional (SCHOTT MINIFAB, Micronit, etc.).

Aplicaciones en el contexto actual.

Ciertamente, el futuro de esta tecnología se ve prometedor. ¿Pero qué lugar tiene actualmente? Veamos. Entre las aplicaciones que se señalaron anteriormente estaba la posibilidad de simplificar el proceso de testeo de virus, bacterias, enfermedades, etc.

Tenemos, por ejemplo, un test que diagnostica el Covid-19 (LAB CHIP Technologies) utilizando técnicas de detección óptica y Microfluídica. Los resultados se pueden obtener mediante la cámara del teléfono celular.


Fuente: LAB CHIP Technologies (https://labchiptechnologies.com/)

Actualmente, la tecnología es apta para el diagnóstico del Ébola, Influenza, algunos canceres como NSCLC (Cáncer de pulmón de células no pequeñas), trastornos alimenticios e intolerancias, la enfermedad celíaca, entre algunas otras.

Conclusiones.

De momento, la tecnología Microfluídica, aunque con gran potencial, se desarrolla en un ámbito/industria principalmente privada, entre otras cosas, por el nivel alto de costos y tecnificación, para el nivel de sofisticación de diagnosticar enfermedades. Si bien, hoy por hoy, cualquiera puede “curiosear” o intentar crear circuitos y chips microfluídicos para su estudio personal, otra cosa es el desarrollo y capacitación técnica necesario para su aplicación en el ámbito biomédico real.

Tampoco es desestimable la posibilidad de un uso totalmente inadecuado e inhumano de este tipo de tecnologías en el campo de “defensa” o bélico, pero esa es una tentativa de cualquier innovación tecnológica. No obstante, esperemos que estos potenciales aportes a una humanidad más justa y compenetrada, en lo que respecta a la accesibilidad a la buena salud y mejora de la experiencia médica, puedan verse en un futuro cercano.

Acerca de Isaac Amarilla 8 Articles
Estudios en Teología ; Máster en estudios bíblicos y teológicos; Tecnología en Análisis de Sistemas. Socio adherente de Solidaridad Transformadora en Movimiento Simple Asociación. Editor y corrector de artículos en TECNOLOGIA HUMANIZADA

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*