¿Automatización de procesos mentales y de procesos físicos? ¿Es así? ¿Son distintas?

Automatización de procesos

Esta nota no busca ser un tratado filosófico por el amor al saber en sí mismo, sino una reflexión sobre el amor a la humanidad y la justicia.

¿Puede haber una humanidad injusta?

En la humanidad buscamos valores como por ejemplo: afecto, gratitud, amor, comprensión o solidaridad hacia las demás personas, entre otros. Es fundamental la solidaridad, una acción que se realiza entre los seres humanos relacionándose entre sí, esta  interrelación se vuelve digna en vínculos de ida y vuelta, de diálogo.

Automatización de la producciónSabemos que vivimos en un mundo donde se produce riqueza y concentración de recursos en unos pocos, el modelo ordena de arriba hacia abajo. Los favorecidos y quienes están a su servicio o quienes pertenecen a sus redes de poder por los motivos que sean, muchas veces también por necesidad de mantener un estatus o privilegios, pudiendo elegir una opción laboral, una cuota de dominio, recursos, alimento, dignidad, educación, etc.

Pese a que muchas sociedades, como por ejemplo en el caso de Argentina, donde las bases fundacionales del país buscaron la educación y la salud universal, la corrupción del sistema y con esto, me refiero a e la morbosa concentración de poder exterior e interior que no permiten garantizar las necesidades básicas de gran parte de la sociedad.. Los dolores de hambre, los cuerpos quebrados en espíritu y en su contextura doblegada, la imposibilidad de sentar bases en la fatalidad de la lucha diaria por la subsistencia y la vida enloquecida por esta bolsa de atropellos no permiten establecer la justicia social requerida. Es necesario consolidar desde la base el refortalecimiento de la mente-cuerpo por medio de su organización comunitaria.

Cabe hacerse la pregunta, ¿Desde dónde vemos la humanidad?

Si la humanidad requiere de conciencia solidaria, una unión que nos ligue entre personas, que hace sentir el dolor y la necesidad del prójimo ¿Con quienes debemos optar por ligarnos para ser solidarios por la vida?

La respuesta puede invitar al escape, al no querer percibir el dolor, a encerrarnos en pensamientos o ambientes de una pureza tal que no nos contamine con lo corpóreo del dolor de panza (de hambre). Es necesario no escapar y afrontar ese trago amargo doloroso, ¿Para qué? Para caminar, transitar hacia una sociedad más humana y liberada. Sin duda. la responsabilidad es un valor humano.

¿Con quienes observamos la humanidad?

La solidaridad responsable en pos de justicia, nos liga con una opción por los pobres y marginados P\para que así nuestro espíritu, nuestra razón, perciba inevitablemente las necesidades del otro, en el abrazo, en los sentimientos, en pasos que buscan emparejarse. Si nuestra humanidad, unida en la razón y los sentimientos vividos no se entrelazan en un cuerpo-mente con quienes tienen necesidades, no existe posibilidad de justicia y transformación alguna.

Mente y cuerpo son uno, sufren solidariamente, la irracionalidad de la vida acosada por la falta de posibilidades de elección para la subsistencia y la prosperidad, se sufre con el estomago, con los pies lastimados, con la piel reseca, con los pulmones con tuberculosis, habiendo más por mencionar. Las personas caen como se dice vulgarmente en la calle, pero, no nos quedaremos simplemente con esta reducción y agregaremos la palabra “nacen” y la acomodaremos aún más remplazando el caer en escapar, buscar cobijo, salir expulsados a, etc. Todas por causa de una historia, que es antes que nada, injusta, donde la carencia de acceso a una economía y salud integral se ve disociada de la vida.

botsCuando se habla de automatización se habla de sustitución de trabajo para la maximización de ganancias de los sectores patronales y acomodados, no importa si la queremos o intentamos dividirla en procesos mentales o físicos, las consecuencias y las acciones son integrales, tienen una manifestación física, mental, directa e ineludible.

Hablan de robots, como humanos, como entes autónomos vivos, para quitar la responsabilidad a sus dueños y de todos aquellos que trabajan para convertir el trabajo en un costo, no en vida plena humana para los que no tienen opción o a quienes sistemáticamente se van reduciendo las mismas. No hay proceso automatizado mental sin sustrato físico y no hay acción que no accione o genere consecuencia sobre lo físico, la vida. La automatización de ambos procesos es lo mismo la separación, la idealización solo busca querer desasociar sus consecuencias y aislarlas de su inhumanidad.

Citaremos un relato del filósofo de la liberación Enrique Dusell para reflexión:
– Si yo creo que el alma es lo bueno, lo divino, lo ingenerado y eterno, el cuerpo es el origen del mal, tener deseos sexuales es pecados, como creyó el pobre San Agustín. Osiris, tres siglos antes del fundador del cristianismo y 19 siglos antes de Engels y Marx, le preguntó al muerto: “¿Qué has hecho de bueno en la Tierra?”, y el muerto le respondió: “Le di de comer al hambriento, de beber al sediento, de vestir al desnudo y una barca al peregrino en el Nilo”. Todos eran principios vitales, relacionados con la carne. Para los semitas y para el fundador del cristianismo, dar de comer era la primera obligación, eso es una política, una economía, una concepción del mundo.-

Renovémonos en nosotros, trabajemos por la vida, por quienes no tienen opción, en este mundo injusto en el cual vivimos. Miremos y aproximémonos al pobre, al marginado, a las minorías, para transformar desde ellos y con ellos este mundo.

Acerca de Gustavo Reimondo 125 Artículos
Coordinador de Tecnología Humanizada. Coordinador del proyecto Realidad Empoderada. Un proyecto de realidad virtual para la concientización en una praxis solidaria. Miembro del grupo: "La familia de la calle", organización conformada por personas indigentes y no indigentes en una relación igualitaria. Coordinador de proyectos de Infraestructura Física de Telecomunicaciones. Experto en Robótica, Instrumentación & Control, IoT, Sensórica y sistemas microcontrolados.

Sé el primero en comentar

Dejá un Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*